La diabetes tipo 2 es la más común, y cuando hablamos de este tipo de diabetes debemos hablar de la prevención, sobre todo si corres el riesgo de tenerla. Factores como sobrepeso y antecedentes familiares son indicadores, de acuerdo a Mayo Clinic.

Por eso, para prevenirla hay que hacer cambios de hábitos en el estilo de vida y en la alimentación. Comer saludable, la actividad física constante, y tratar de perder peso son variaciones fundamentales para evitar complicaciones en el futuro.

Así que si comienzas desde ahora a realizar dichos cambios, evitarás las complicaciones que podrían producirse producto de esta enfermedad.

1. Incrementa la actividad física

Hacer ejercicio a diario contribuye a perder peso, reduce los niveles de azúcar en la sangre y ayuda a aumentar la sensibilidad a la insulina. Esto te permitirá mantener los niveles de azúcar en la sangre dentro de los rangos o parámetros normales.

La combinación de ejercicios aérobicos y anaeróbicos es esencial para el control de la diabetes. Trotar, caminar, hacer sentadillas, abdominales, ejercicios con pesas, entre otros, ayudan a mantener la buena salud.

Por eso, es recomendable que sigas un programa de acondicionamiento físico que incluya las diferentes modalidades. Claro está, este programa debe estar pensado de acuerdo a tus propias capacidades.

2. Buena alimentación

La alimentación es indispensable para prevenir la diabetes tipo 2. Consumir alimentos ricos en fibra representa una ventaja porque podrás controlar mejor la glucemia, correrás menos riesgo de sufrir de alguna enfermedad cardíaca y también podrás perder peso.

Ahora bien, estos son los alimentos ricos en fibra: vegetales, frutas, frijoles, frutos secos y cereales integrales.

Por otro lado, los granos integrales también tienen un buen efecto al momento de reducir el riesgo de sufrir de diabetes. Por eso, los panes integrales, la pasta y cereales son un buen recurso y excelentes aliados para controlar los niveles de azúcar.

3. Baja de peso

Si tienes sobrepeso u obesidad, y tienes antecedentes de diabetes, probablemente llegarás a sufrir de diabetes tipo 2. Por eso es importante que pierdas la mayor cantidad de peso posible. Para lograrlo, si sigues las primeras dos recomendaciones, tendrás éxito.

De hecho, por cada kilo que logres perder, tu salud mejorará enormemente. Así que no lo dudes: trázate una rutina de ejercicio y sigue una dieta balanceada.

Cuidado con las dietas milagrosas

Eso sí, debes tener mucho cuidado con las dietas milagrosas, aquellas que prometen ser saludables y te ayudan a perder peso y que, si bien es cierto que lo logran, a largo plazo pueden pasar factura.

En vez de eso, si tienes dudas o tienes antecedentes de diabetes, no dudes consultar con tu médico de cabecera para que te asesore y te ayude con más indicaciones de lo que puedes hacer.

Si te alimentas bien, si sigues una rutina de ejercicio constante y procuras mantenerte en forma, correrás menos riesgos de padecer de diabetes tipo 2.

Lee el artículo que esta aquí: Diabetes tipo 2: tres cambios en tu rutina que puede ayudar a prevenirla