Los casos no controlados pueden causar ceguera, insuficiencia renal, enfermedad cardíaca y otras afecciones graves.

La diabetes tipo 2 es una enfermedad crónica que afecta a millones de personas en todo el mundo. Los casos no controlados pueden causar ceguera, insuficiencia renal, enfermedad cardíaca y otras afecciones graves.

Pero, antes de que se diagnostique la diabetes, hay un período en el que los niveles de azúcar en la sangre son altos, pero no lo suficiente como para ser diagnosticados como diabetes. Esto se conoce como prediabetes. Según Healthline, se estima que hasta el 70 por ciento de las personas con prediabetes desarrollan diabetes tipo 2. Afortunadamente, la progresión de la prediabetes a la diabetes no es inevitable.

Si bien hay ciertos factores que no puede cambiar – como los genes, edad o comportamientos anteriores – hay muchos cambios que puede hacer ahora para reducir el riesgo de diabetes.

1. Reduzca el azúcar y los carbohidratos refinados de su dieta: Comer alimentos ricos en carbohidratos refinados y azúcar aumenta los niveles de azúcar en la sangre y de insulina, lo que puede provocar diabetes con el tiempo. Evitar estos alimentos puede ayudar a reducir el riesgo.

2. Entrene regularmente: practicar actividades físicas regularmente puede aumentar la secreción y la sensibilidad de la insulina, lo que puede ayudar a prevenir la progresión de la prediabetes a la diabetes.

3. Beba agua: Beber agua en lugar de otras bebidas puede ayudar a controlar los niveles de azúcar en la sangre y la insulina, lo que reduce el riesgo de diabetes.

4. Dejar de fumar: Fumar está fuertemente relacionado con el riesgo de diabetes.

5. Aumente los niveles de vitamina D: Consumir alimentos con alto contenido de vitamina D o tomar suplementos puede ayudar a optimizar los niveles de vitamina D en la sangre, lo que puede reducir el riesgo de diabetes.

Tipos de diabetes

Existen tres tipos principales de diabetes: diabetes tipo 1, diabetes tipo 2 y diabetes gestacional (diabetes durante el embarazo).

La diabetes tipo 1 es causada por una reacción autoinmunitaria (el cuerpo se ataca a sí mismo por error) que impide que el cuerpo produzca insulina. Aproximadamente del 5 al 10% de las personas que tienen diabetes tienen el tipo 1. Por lo general, los síntomas de esta diabetes aparecen rápidamente. Generalmente se diagnostica en niños, adolescentes y adultos jóvenes. Las personas que tienen diabetes tipo 1, deben recibir insulina todos los días para sobrevivir. En la actualidad, nadie sabe cómo prevenir la diabetes tipo 1.

Con la diabetes tipo 2, el cuerpo no usa la insulina adecuadamente y no puede mantener el azúcar en la sangre a niveles normales. Aproximadamente del 90 al 95% de las personas con diabetes tiene la diabetes tipo 2. Es un proceso que evoluciona a lo largo de muchos años y generalmente se diagnostica en los adultos (si bien se está presentando cada vez más en los niños, los adolescentes y los adultos jóvenes). Es posible que no sienta ningún síntoma; por lo tanto, es importante que se haga un análisis de sus niveles de azúcar en la sangre si está en riesgo. La diabetes tipo 2 se puede prevenir o retrasar con cambios de estilo de vida saludables, como bajar de peso si tiene sobrepeso, tener una alimentación saludable y hacer actividad física regularmente.

La diabetes gestacional aparece en mujeres embarazadas que nunca han tenido diabetes. Si usted tiene diabetes gestacional, su bebé podría estar en mayor riesgo de presentar complicaciones de salud. La diabetes gestacional generalmente desaparece después de que nace el bebé, pero aumenta el riesgo de que usted tenga diabetes tipo 2 más adelante en la vida. También hace más probable que cuando el bebé sea niño o adolescente sea obeso y que presente diabetes tipo 2 más adelante en la vida.

Lee el artículo que esta aquí: 5 formas de prevenir la diabetes tipo 2